Reportaje : Como sacar la licencia de conducción para motocicleta en la Florida.

Por Carlos Vanegas

No se puede negar que una de las más agradables sensaciones que se pueden sentir es el rozar del viento sobre la cara y poder contemplar y oler la naturaleza que nos rodea a su paso. Toda esta experiencia sintiéndola a bordo de una motocicleta.

Pero así como es de placentera, su conducción es tal vez la más delicada que hay que tener a bordo de cualquier vehículo de locomoción terrestre, y la razón es bien sencilla, la moto requiere una total y exacta atención. No se dice para desanimar a nadie, pero si para tener en cuenta que en la moto somos nosotros mismos el chasis del vehículo y que en caso de un accidente, no contamos con todas las protecciones, ni nos rodea una cabina como si sucede con un automóvil.

Por esta razón y con un fin muy altruista el estado de la Florida decidió desde el 2008, que las personas que quieran conducir una motocicleta deben pasar por un entrenamiento básico para mejorar sus destrezas a bordo de una moto y a la vez que le permita al estado comprobar que estas personas, tienen los conocimientos esenciales para la conducción de un vehículo que requiere una atención especial.

Para llevar a cabo esta función de entrenamiento y a la vez de calificación de las personas interesadas en obtener el endorsement en su licencia de conducción, la MSF (Motorcycle Safety Foundation) por sus siglas en ingles o Fundación para el manejo con seguridad de las motos, que nació en 1973 de la unión de los diferentes ensambladores e importadores de motocicletas con el fin de ayudar a la industria motociclistica y colocar ciertos estándares de seguridad, en cuanto a la conducción de los mismas, luego de muchísimas investigaciones científicas y experiencias practicas surgieron dos cursos de que los cuales, uno es obligatorio para las personas que desean obtener su licencia de conducción: el curso básico de Entrenamiento. Y el de Conductor Experimentado, que no es obligatorio, pero sirve para que las personas conozcan mejor sus motocicletas, sus habilidades y sus límites. Ambos son dictados en diferentes academias por personal especializado y entrenado.

Pero adentrándonos mas en el primero, que es el que más le interesa a la gran mayoría de latinos por sus utilidades practicas , tuvimos la oportunidad de entrevistar a Joe Strohmier, propietario de “rideatjoe’s”, un lugar especializado en dictar los cursos exigidos por el estado de la Florida.

“No lo hacemos por el dinero, si salvamos una vida, creo nuestra misión esta mas que cumplida, al principio cuando empecé con las clases pensé que el material era algo que no iba a funcionar, pero con el pasar de los estudiantes descubrimos que las personas aprenden de diferentes maneras, unos viendo, otros escuchando, otros leyendo y estudiando, pero lo importante son las herramientas básicas que les damos para conducir con seguridad ” explico Strohmier sobre los manuales que las personas reciben desde el primer momento al iniciar el curso.

Para hablarlo más claro, el curso se compone de una parte teórica y una práctica a bordo de las motos. En lo teórico los estudiantes reciben todos los conocimientos como introducción al motociclismo, la preparación que deben tener en cuenta para manejar, y finalmente reciben orientación sobre estrategias callejeras, ya que será en este ambiente donde deberán estar más preparados para afrontar las contingencias del camino.

“Todo el mundo ama montar en motocicleta, yo amo montar en mi moto, pero si no se hace de una manera segura, puede ser muy peligroso y las motocicletas tienen en si un riesgo implícito, cuando uno está en la calle en su moto, primero está en dos ruedas en un aparato muy pequeño, sin ningún aditamento de protección alrededor suyo, como si sucede con un automóvil o una camioneta” explico Strohmier, quien enfatiza en sus afirmaciones que la principal enseñanza para los futuros conductores de motocicletas en el curso es la seguridad y su manejo adecuado.

Luego de un estudio a conciencia de este manual de normas, por varias horas, los estudiantes son sometidas a una evaluación que ha sido creada por el DMV, en la cual si hicieron su estudio y aprendizaje de manera correcta, les permitirá entender las normas de conducción, los conocimientos básicos sobre la motocicleta y sobretodo su manejo de una forma segura.

Una vez aprobada esta evaluación, si quedan algunas dudas o la persona no obtiene un puntaje perfecto, sus equivocaciones en la misma son revisadas por el instructor y este le explica a la persona donde y porque se equivoco, con lo cual el estudiante repasa inmediatamente las secciones en que fallo. Valga la pena aclarar que hay un puntaje mínimo aprobatorio y este es enviado al DMV para cuando la persona se acerque a tramitar su licencia de conducción.

Después de superada la prueba escrita, viene la parte más difícil, pero a la vez más satisfactoria del curso, la aplicación de lo aprendido en el salón de clase, en una pista especial de entrenamiento, donde los estudiantes miden sus habilidades a bordo de la motocicleta. Para ellos son divididos en grupos de acuerdo al número de estudiantes, y varios instructores se hacen cargo de instruir, enseñar y corregir las falencias que vean en cada persona.

En esta pista con obstáculos y diferentes ejercicios, las personas tienen la oportunidad de medir sus condiciones de manejo, y así como sucede con la parte teórica, antes de la evaluación final reciben las correcciones necesarias por parte de los instructores.

“Les brindamos seguridad y confianza, sobre todo confianza para que mejoren considerablemente sus destrezas a bordo de la moto. Veo llegar gente súper tímida, atemorizada y luego de tomar los cursos, los vemos hacer los ejercicios y las evaluaciones muy bien, creyendo en sí mismos y con una confianza increíble para manejar “ aseguro Strohmier.

Habiendo aprobado las dos evaluaciones y el curso básico, las personas quedan listas para acercarse al DMV y tramitar su licencia de conducción, que llenando los requisitos de documentos y el pago de los derechos exigidos por el estado de la Florida, en aproximadamente 2 semanas los futuros motociclistas reciben a vuelta de correo su nueva licencia, listos para sentir la brisa sobre su cara y dispuestos a recorrer millas y millas con total seguridad.

Es ilegal en el Estado de la Florida, conducir una motocicleta sin tener una licencia de conducción vigente y valida (Endorsement)

Agradecimientos especiales a:
David Hewitt, Bill House, Kamron Haworth, Johny James y Jose.