Visita de Obama a Cuba es importante para normalizar vínculos: Granma

La Habana, 9 Mar.- La visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, constituye para Cuba un paso importante en el proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales, señaló hoy el diario oficial Granma.

Indicó que el gobierno cubano ha ratificado su voluntad de avanzar en la normalización de las relaciones sobre la base de la observancia de los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas y de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

En su editorial, Granma indicó que para la isla es determinante el levantamiento del bloqueo impuesto por Estados Unidos contra la isla hace más de 50 años.

Al respecto, el diario indicó que “ni la fuerza, ni la coerción económica, ni el aislamiento lograron imponer a Cuba una condición contraria a sus aspiraciones forjadas en casi siglo y medio de heroicas luchas”.

Obama realizará una visita oficial a Cuba del 20 y el 22 de marzo próximos, con lo que se convertirá en el segundo mandatario estadunidense que llega a la isla caribeña, luego que en 1928 lo hiciera el entonces presidente Calvin Coolidge.

En su página web, el diario cubano señaló que Obama será bienvenido por el gobierno de Cuba y su pueblo con la hospitalidad que los distingue y será tratado con toda consideración y respeto, como jefe de Estado.

Además de que será una oportunidad para que el gobernante estadunidense aprecie directamente una nación enfrascada en su desarrollo económico y social, y en el mejoramiento del bienestar de sus ciudadanos.

Granma aseveró que el pueblo cubano disfruta derechos y puede exhibir logros que constituyen una quimera para muchos países del mundo, a pesar de las limitaciones que se derivan de su condición de país bloqueado y subdesarrollado, lo cual le ha merecido el reconocimiento y el respeto internacionales.

Sin embargo, aseveró que para normalizar las relaciones aún queda un largo y complejo camino, que requerirá de la solución de asuntos claves que se han acumulado por más de cinco décadas, los cuales no se resolverán de la noche a la mañana, ni con una visita presidencial.

Para normalizar las relaciones bilaterales es determinante que se levante el bloqueo económico, comercial y financiero, que provoca privaciones al pueblo cubano y es el principal obstáculo para el desarrollo de la economía de la isla caribeña.

La visita del gobernante estadunidense forma parte del proceso iniciado el 17 de diciembre de 2014, cuando Obama y el presidente cubano Raúl Castro anunciaron la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas, rotas por Washington 54 años atrás.

En su editorial, Granma indicó que entre otros asuntos que tendrán que ser resueltos para alcanzar la normalización de las relaciones bilaterales es la devolución del territorio ocupado por la Base Naval de Guantánamo de Estados Unidos en el oriente de la isla.

Washington debe eliminar los programas injerencistas dirigidos a provocar situaciones de desestabilización en Cuba, así como la pretensión de “fabricar” una oposición política interna.

También pidió modificar el trato migratorio preferencial que reciben los cubanos, en virtud de la Ley de Ajuste Cubano y de la política de pies secos-pies mojados, que causa pérdidas de vidas humanas y alienta la emigración ilegal y el tráfico de personas, además de generar problemas a terceros países. (Notimex)