Tras terremoto en Japón, sube nivel de radioctividad en planta nuclear.

Mientras se adelantan los trabajos en Fukushima, autoridades siguen recuperando a decenas de personas fallecidas. Algunas fuentes hablan de cientos, otros de más de mil.

La radiactividad en una planta nuclear de Fukushima afectada por el fuerte terremoto que sacudió a Japón ha subido a un nivel inusual, según informó la Agencia de Seguridad Nuclear.

Este organismo precisó que por el momento ello no supone una amenaza inmediata para los residentes, pese a lo cual se ha ordenado la evacuación en un radio de 10 kilómetros en torno a la planta, después de que el viernes fueran evacuados 3.000 vecinos en un radio de 3 kilómetros.

Según fuentes de la Agencia de Seguridad Nuclear, citadas por la agencia local Kyodo, el nivel de radiación se ha elevado en la planta número 1 de Fukushima, cuyo sistema de refrigeración quedó dañado tras el sismo de 8,8 grados de magnitud en la escala abierta de Richter del viernes.

También se han detectado anomalías en una segundo centro adyacente al primero, la planta número 2 de Fukushima, en la que no se consigue rebajar la temperatura de tres de sus cuatro reactores nucleares, según el operador de las instalaciones, Tokyo Electric Power.

Aunque el ministro portavoz, Yukio Edano, rechazó que se haya producido una fuga radiactiva, ambas plantas han sido puestas bajo estado de emergencia por primera vez en su historia. Mientras efectivos de las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) contribuyen a las labores de evacuación, los expertos tratan de rebajar la presión en las campanas que contienen los reactores mediante la apertura controlada de válvulas.

El proceso implicaría la posible difusión de vapores radiactivos y se ha visto dificultado por problemas con el suministro eléctrico, que permanece cortado en varias de las zonas afectadas por el sismo. La Agencia Nacional de Seguridad Nuclear señaló que la radiación en la sala de control de uno de los reactores de la planta número 1 alcanzó hasta mil veces su nivel habitual.

También indicó que se ha detectado un nivel de radiación ocho veces superior al normal en la entrada principal de la planta. La planta número 1 de Tokyo Electric Power en Fukushima, con el nombre de Daiichi, está situada a unos 270 kilómetros al noreste de Tokio, y opera desde hace cuatro décadas, con permiso para continuar activa al menos otros diez años.

El gobierno ha iniciado una reunión de emergencia para tratar sobre la situación en la central nuclear, que a primera hora del sábado fue visitada por el primer ministro, Naoto Kan.