Situación del cantante Kalimba, cada vez más complicada.

La premura con que fue extraditado a México, hizo suponer que el cantante pretendía escapar, El desmiente esa versión.

Vistiendo una sudadera color Beige y acompañado de su equipo legal, el cantante Kalimba en audiencia ante la Procuraduría del Estado de Quintana Roo, resolvió guardar silencio y reservarse sus declaraciones, a la espera de que sus abogados estudien la situación y logren una estrategia efectiva, para desvirtuar los cargos de violación que le son imputados al artista.
Kalimba, quien fuera detenido en el Paso, Texas, por la falta de una forma de inmigración, fue inmediatamente extraditado al estado de Quintana Roo, donde se le acusa de la violación de una fan, menor de edad, y quien asegura que el cantante se aprovecho de su estado de indefensión, para violarla y además golpearla en repetidas ocasiones, según sus declaraciones a las autoridades de México.
Claro que para aumentar la controversia en el caso, una amiga de la afectada, y que estuviera presente en el momento de los hechos, aseguró a medios, que no creía en la versión de la demandante y también comento que en ningún momento vio a la menor, hacer reclamo y ni quejarse de dolores o algo que puedan hacer creer que fue sometida a dicha vejación.
Por otro lado, el mismo Kalimba, en lo poco que ha dejado saber a través de sus abogados y en cortas declaraciones que dio a medios de prensa en los Estados Unidos antes de ser detenido, comunico no sentirse nada tranquilo con el rumbo que está tomando la situación, y mostrar preocupación por la imparcialidad de las autoridades mexicanas.