Queda libre el fundador de WikiLeaks; rechaza juez apelación de Suecia contra Julian Assange

El Alto Tribunal de Londres ratificó el jueves la decisión de otorgar la libertad bajo fianza al fundador de WikiLeaks, quien lucha contra una extradición a Suecia por acusaciones de delitos sexuales

LONDRES, 16 de diciembre.-Un juez británico rechazó la apelación contra la fianza del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien quedará en libertad.

Assange pasó una noche más en una prisión británica tras indicar los funcionarios judiciales que la apelación contra el otorgamiento de la fianza sería escuchada hasta hoy.

Un juez ordenó el martes la excarcelación de Assange bajo fianza de 200 mil libras (316 mil dólares), pero la fiscalía sueca apeló la decisión.

La decisión del juez Duncan Ouseley ya no puede ser recurrida.

Assange ha pasado una semana en la cárcel tras entregarse a la policía británica a pedido de Suecia, que lo acusa de violación. Aunque el acusado niega la comisión del delito, se ha negado a ser extraditado a Suecia para ser interrogado.

Los partidarios del activista australiano de 39 años sostienen que la acusación es una trampa con posibles motivaciones políticas.

El abogado británico de Assange, Mark Stephens, dijo el miércoles que “alguien está empeñado en perjudicar a Julian Assange y podemos conjeturar por qué”.

Empero, la abogada Gemma Lindfield, que representa a Suecia, dijo en la audiencia del martes que Assange encara graves acusaciones y podría huir de salir excarcelado bajo fianza.

Agregó que es acusado de violación y otros delitos sexuales por dos mujeres en dos incidentes separados de agosto. Una de ellas le acusa de negarse a utilizar un condón. La segunda sostiene que Assange tuvo relaciones con ella sin condón cuando era huésped del activista y dormía en su casa de Estocolmo.

Assange no ha sido acusado judicialmente en Suecia. Sus abogados sostienen que las denuncias derivan de una disputa sobre un coito “consentido pero desprotegido” y que su cliente se ofreció a ser interrogado vía video o en persona en Gran Bretaña.