Mayoría de canadienses favorece legalización de marihuana dice sondeo

Toronto, 29 Feb.- Un estudio nacional difundido este lunes indica que la mayoría de los canadienses encuestados favorece la legalización de la marihuana.

Cerca del 70 por ciento se manifestó de acuerdo en que la hierba sea vendida legalmente en el país.

La legalización de la venta de marihuana ha sido un proyecto del primer ministro, Justin Trudeau, desde que era legislador y líder del Partido Liberal en el 2013.

El propósito del actual gobierno es “legalizar, regular y restringir” el consumo de esta hierba en el país para alejarla de los adolescentes que la consumen ilegalmente.

Los canadienses de Columbia Británica se mostraron más convencidos de esta legalización, con 75 por ciento, seguidos de Ontario con 70.8 por ciento, Quebec con 68.1 por ciento y las provincias del Atlántico con 67.5 por ciento.

Los menos convencidos fueron los canadienses de las provincias centrales como Alberta, Saskatchewan y Manitoba, quienes sólo mostraron un 54.6 de apoyo.

Trudeau designó al exjefe de la policía de Toronto, Bill Blair, para que encuentre el mecanismo ideal para gestionar la venta de esta hierba.

Algunos de los sitios que se maneja pudieran vender esta hierba son farmacias, las tiendas de licores o establecimientos específicos.

La gobernadora de Ontario, Kathleen Wynne, ha sugerido que sean las tiendas dedicadas a la venta de alcohol y gestionadas por el gobierno provincial las que vendan la mariguana.

Al respecto, los mil canadienses encuestados se mostraron más inclinados a que sea vendida en establecimientos específicos (43.7 por ciento), mientras que otros prefieren las farmacias (42.6 por ciento).

Las tiendas de licor sólo captaron el 35.6 por ciento de las preferencias, mientras que menos del cinco por ciento dijo preferir que la venta fuera en las tiendas de conveniencias o supermercados.

La encuesta fue aplicada a nivel nacional por Globe and Mail/Nanos Research.

El consumo de mariguana ha estado prohibido en Canadá desde 1923, mientras que la demanda para tratamiento medicinal ha ido abriendo brecha para que se hable del tema hasta llegar a su potencial legalización.

La semana pasada el Tribunal Federal de Canadá determinó que no es ilegal que una persona que está bajo tratamiento medicinal a base de esta hierba la cultive personalmente y dio seis meses al Parlamento Federal para que realice los ajustes legales correspondientes.

La encuestadora manifestó que uno de los grandes retos del actual gobierno liberal será la implementación del nuevo sistema de regulación y distribución de mariguana.

“Una de las preocupaciones de los canadienses que se oponen es que la legalización incrementará el consumo entre los menores de 21 años.

Lo que desde ahora ya se considera un negocio “multimillonario” ha hecho que las grandes farmacias como Shoppers Drug Mart “se apunten en la lista” de distribuidores, mientras que las tiendas de licor se ofrecen como “un destino natural” para esta venta.

El Centro Canadiense de Abuso de Substancias ha advertido que una vez que la mariguana se legalice deberá ser distribuida a través de un sistema muy riguroso en el cual “hacer dinero no sea el objetivo”. (Notimex)