Maduro propone Comisión de la verdad, en vez de ley de amnistía

Caracas, 15 Ene.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso hoy una Comisión de la verdad, justicia y paz como alternativa a una Ley de Amnistía que impulsa la oposición en la Asamblea Nacional (AN) para liberar a políticos opositores presos.

Al presentar su informe de Gestión de Gobierno de 2015, ante una Asamblea Nacional (congreso unicameral) de mayoría opositora, Maduro afirmó que su propuesta busca evitar que se imponga la “injusticia del perdón a los victimarios”.

“Propongo aquí que establezcamos una comisión nacional de justicia, verdad y paz paritaria que sea presidido por un venezolano o una venezolana de confianza pública que establezca las bases legales y jurídicas para ir a un proceso de paz y que no se imponga la visión del perdón de los victimarios a ellos mismos”, precisó.

Maduro expuso su propuesta a la AN, que tiene pendiente discutir un proyecto de ley de amnistía que busca liberar a opositores presos, incluido el dirigente Leopoldo López, condenado a casi 14 años tras ser encontrado culpable de instigar protestas que dejaron 43 muertos.

El mandatario venezolano ha expresado en varias ocasiones su rechazo a la eventual ley de amnistía y como alternativa propuso esta comisión.

De liberar a los presos “estaríamos clavándole un puñal a la paz del país y no estaríamos restañando ninguna herida creada por el error político”, destacó el gobernante.

“Yo propongo justicia, verdad, perdón, paz y protección de las víctimas, reivindicación de las víctimas, estén donde estén”, precisó Maduro, quien agregó que si la Asamblea Nacional quiere paz, debe promover la justicia.

“Si se quiere la paz, busquemos la verdad, protejamos a las víctimas, todas, que se sepa toda la verdad y protejamos todas las víctimas de los sucesos de febrero (de 2014). Que se investigue hasta el último, no importa el cargo que tenga”, recalcó.

Maduro añadió que la comisión propuesta debe investigar los hechos de violencia y llegar al fondo de lo ocurrido entre febrero y mayo de 2014, por la ola de protestas contra el gobierno.

El presidente de Venezuela admitió que será dificil manejar el conflicto de poderes que hay el país, con un gobierno socialista y “con banderas que no vamos a arriar”. (Notimex)