Jared Lee Loughner, acusado de masacre de Tucson, se declara inocente.

La semana pasada un jurado lo acusó de 3 cargos por intentar matar a congresista Gabrielle Giffords.

Jared Lee Loughner, acusado del ataque a tiros en Tucson (Arizona) que dejó seis muertos y 14 heridos, se declaró inocente este lunes en una corte federal de tres cargos en su contra, informó su abogado.
La semana pasada un gran jurado federal acusó formalmente a Loughner de tres cargos por intentar matar a la congresista estadounidense Gabrielle Giffords y otros dos asistentes en el ataque ocurrido a las afueras de de un supermercado en
Tucson el 8 de enero.
Sentado en el banquillo con uniforme de prisionero y una ligera sonrisa, Loughner se declaró no culpable.
Su abogada Judy Clarke, ex defensora del autor del atentado de Oklahoma Timothy McVeigh, y del Unabomber Theodore Kaczynski, pidió al juez federal Larry A Burns, que declarara a su cliente no culpable de los tres cargos.
Se espera que el estado de Arizona y autoridades locales presenten otras demandas contra el joven de 22 años.
Jared disparó una pistola semiautomática contra el mitin político que organizó la congresista y la hirió en la cabeza.
Giffords permaneció en estado crítico varios días.