Explotó tercer reactor nuclear en planta de Fukushima.

Se dañó la piscina de condensación del recinto de confinamiento destinado a impedir los escapes radioactivos en caso de accidente.

Una explosión se produjo este martes en el reactor 2 de la central nuclear Fukushima 1, dañada por el sismo seguido de un tsunami ocurrido el viernes en el noreste de Japón, según anunció un vocero gubernamental citado por la prensa.

El gobierno preciso que la explosión, que se oyó poco después de las 06H00 locales (21H00 GMT), dañó la piscina de condensación del recinto de confinamiento destinado a impedir los escapes radioactivos en caso de accidente.

Esta es la primera vez que se informa de daños en el recinto de confinamiento de un reactor de la central Fukushima 1, afectada por una serie de fallas después del sismo y el tsunami que devastó el viernes el noroeste de Japón.

Otros dos reactores de esta central fueron afectados por una explosión, el sábado y el lunes. En ambos casos, la deflagración, debida al hidrógeno, daño o destruyó la estructura externa del reactor, pero sin afectar el núcleo de la instalación, según el gobierno.

“Tokyo Electric Power nos ha informado que hubo una explosión en el reactor número 2 de la planta nuclear Fukushima 1”, informó antes a la prensa un funcionario gubernamental.

Entretanto, el reactor número 2 de la central nuclear de Fukushima en Japón volvió este lunes a ser inestable pese a la inyección de agua salada en su contenedor secundario para intentar enfriar el núcleo e impedir una fusión que emita radiactividad. Según el portavoz del Gobierno, Yukio Edano, el reactor “todavía no está estabilizado”, pero no se ha producido un aumento drástico de la ionización.

Si el núcleo comienza a fundirse, provocará una situación de emergencia por fuga de radiación al exterior. El reactor número 2 de Fukushima sufrió el domingo un fallo en una de sus diez válvulas que afectó al sistema de refrigeración, algo similar a lo ocurrido antes de que explotaran los reactores 1 y 3 de la misma central después del terremoto de 9 grados de magnitud del viernes.

TEPCO señaló que la radiación emitida anoche llegó a 3.310 microsieverts, seis veces por encima del nivel legal permitido. Los operarios de la planta intentan ahora abrir más válvulas con la esperanza de que por una de ellas puedan introducir de nuevo agua salada para refrigerar las varas de combustible y mantener estable el núcleo del reactor.