Venezolanos esperan instalación de nueva Asamblea sin violencia

El pueblo de Venezuela espera que la juramentación de los nuevos representantes del parlamento, que asumirán este martes, se realice sin la violencia que vaticinan algunos sectores, señaló el politólogo Antonio Luna Sotillo.

“Si el oficialismo persiste en no asimilar la derrota y elegir la vía de la violencia para desconocer a quienes resultaron vencedores en la contienda electoral, les va a ir como en feria”, advirtió el ex catedrático de la privada Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

El académico dijo a Notimex que la oligarquía chavista pretende vaciar de contenido la elección de la unicameral Asamblea Nacional (AN) recurriendo a maniobras anti-constitucionales para obstaculizar la juramentación de los diputados opositores.

Señaló que “han convocado a todos los colectivos (grupos paramilitares armados) y concejos comunales (organizaciones chavistas de base) para que se hagan presentes a la entrada del Congreso, con el único propósito de impedir a toda costa el paso a los diputados opositores que democráticamente resultaron electos el pasado 6 de diciembre”.

Destacó que el chavismo está empeñado en boicotear la acción legislativa y prueba de ello es el nombramiento apresurado de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por parte de la Asamblea moribunda, decisión que debe ser impugnada.

“Parece improbable además que haya una amnistía a los presos políticos pues ya el presidente Nicolás Maduro asumió una actitud abiertamente beligerante y confrontacional, tanto sobre una eventual ley en esa dirección como sobre otras posibles acciones legislativas”, dijo.

Observó que todo ello augura tiempos muy difíciles porque “el poder y la capacidad para hacer daño que todavía conservan el gobierno y el chavismo como movimiento es considerable, y parecieran estar dispuestos a hundir el país arrastrándolo en su propia caída”.

“Por ello la oposición requerirá de mucha capacidad de liderazgo para impedir que se ate de pies y manos al cuerpo legislativo. Allí está el primer reto: entender que ahora tienen en sus manos una oportunidad para librarnos de la catástrofe y construir un mejor país”, agregó.

Dijo que la oposición toma una tajada de la conducción de los asuntos del Estado en uno de los peores momentos de la crisis económica. “El voto contra el gobierno fue producto del cansancio de la gente con el calvario en que se ha convertido vivir en Venezuela”, señaló el politólogo.

Pero, la oposición por sí sola, “no está en capacidad de resolver los problemas de la nación. Así que debe decirle la verdad a la gente para que entienda con meridiana claridad que lo que ocurrió en la elección es solamente el primer paso en el tránsito de un difícil sendero”, indicó.

Resaltó que hay que hacerlo para que la reacción de sectores sociales acostumbrados al empoderamiento salvaje y la impunidad estimulados por años de populismo no los tome por sorpresa cuando la situación económica no mejore a la velocidad que podrían estar esperando.