Un chamán y una exdiputada, entre las víctimas mexicanas en Egipto

México (AFP) – Un músico y chamán descrito como un hombre de paz, una exdiputada federal y un comerciante de artículos hospitalarios formaban parte del grupo de 14 turistas mexicanos que fueron atacados por error por las fuerzas de seguridad egipcias el domingo pasado.

El Gobierno mexicano confirmó el martes que ocho de ellos murieron en el incidente. Los seis supervivientes están estables en un hospital del Cairo.

Aunque las autoridades no han divulgado todos los nombres de las víctimas, familiares y allegados de los turistas -la mayoría del Estado de Jalisco (oeste)- esbozan los retratos de algunos de ellos:

– El Chamán –

Rafael Bejarano Rangel, un músico y chamán de 41 años, habría fallecido en el ataque, según sus familiares.

Mi hermano era músico, chamán, un hombre de paz y bien. Era la segunda vez que viajaba a Egipto, le gustaba mucho”, dijo su hermana Gabriela.

Bejarano viajó con su madre, Marisela Rangel, que es una de las heridas y la que organizó el viaje con su ayuda. Madre e hijo eran amantes de la cultura egipcia.

Apasionado de la música y colaborador en varios proyectos de beneficencia, Rafael “era un hombre realmente querido por mucha gente”, explica Gabriela. “Él apoyaba a la comunidad huichola (indígena, wixárica). Del dinero que él ganaba, daba un donativo, un porcentaje de sus conciertos (…) ayudaba a mucha gente”, lamenta.

– El comerciante –

Luis Barajas Fernández, un excatedrático universitario del Estado de Tamaulipas (noreste), es uno de los dos mexicanos confirmados como fallecidos por el Ministerio de Exteriores mexicano.

Hace unos años, se mudó a Jalisco, donde se dedicaba a la comercialización de artículos hospitalarios.
Viajó a Egipto junto con su esposa, Carmen Susana Calderón, que resultó herida en el ataque, y también con una sobrina, confirmó su hermana Ana Barajas.

“Tratamos de buscar serenidad para lo que viene, la repatriación de sus restos”, dijo Barajas a la emisora Milenio.

– La exdiputada –

Según políticos del conservador Partido Acción Nacional (PAN), la exdiputada María Elena Cruz Muñoz estaba entre los seis mexicanos de los que el gobierno de Enrique Peña Nieto no pudo asegurar su estado el lunes.

Sin embargo, después de que el Ministerio de Exteriores confirmara la muerte de esos seis mexicanos, se teme que ella figure entre los fallecidos.

“Oremos por ella para que se encuentre bien”, escribió en Facebook el legislador local de Guadalajara (oeste), Mario Salazar Madera, cercano a Cruz Muñoz y también militante del PAN.

Según el periódico Reforma, la exdiputada fue también directora del Instituto Municipal de Mujeres de Guadalajara.