TPS para los Salvadoreños extendido por 18 meses

La administración del presidente Obama extendió el TPS (Status de Protección Temporal- por sus siglas en inglés) a todos los salvadoreños que cualifiquen de dicho programa. También aquellas personas sin nacionalidad alguna cuya residencia habitual última fue en este país centroamericano, pueden beneficiarse de este programa. De acuerdo a cifras del Departamento de Seguridad Interna (DHS) de los Estados Unidos, unos 195,000 salvadoreños radicados en este país se benefician de este programa.

Dicha extensión será por 18 meses, hasta el 9 de marzo del 2018. El periodo de renovación de dicho status comienza el 8 de Julio del 2016 y aquellos que quieran continuar beneficiándose de dicho programa tendrán un corto periodo de 60 días para reinscribirse. Para aquellos que radiquen tarde, tendrán que demonstrar una causa justa del porque no radicaron a tiempo. Para aquellos que ya se estén beneficiando de este programa, su permiso de trabajo es automáticamente extendido hasta 9 de marzo del 2017. El costo de renovación sigue siendo el mismo ($465.00).
El TPS ofrece tres grandes beneficios a aquellos que cualifiquen. Primero, garantiza un amparo de la deportación siempre y cuando la persona mantenga dicho status vigente. Segundo, toda persona que reciba este beneficio es automáticamente elegible para un permiso de trabajo. Lo cual trae consigo otros beneficios ancilares para los residentes de Florida, tal como poder recibir licencia de manejo y número de seguro social. Tercero, personas que hayan recibido este beneficio, pueden obtener permiso del Departamento de Seguridad Interna para viajar fuera del país y poder regresar sin contratiempos.
Este último beneficio es muy importante, ya que el TPS por si solo no conlleva a una Residencia Permanente. Pero una persona que tenga TPS, que salga y entre a los Estados Unidos con permiso del gobierno federal, puede aplicar para residencia permanente siempre y cuando tenga un pariente inmediato que sea ciudadano de los Estados Unidos. Cabe recalcar, que aquellas personas con dos fallos condenatorios por delitos menores o por un solo delito mayor, son inelegibles para este beneficio.
Esta es la décima ocasión en donde este beneficio inmigratorio ha sido extendido para los ciudadanos de este país centroamericano. Este beneficio fue concedido por primera vez en el año 2001, bajo la administración del entonces presidente George W. Bush. La decisión de otorgar este beneficio vino a consecuencia de dos desastres naturales ocurridos en este país en el 2001.