Suprema Corte de Estados Unidos apoya recuento de población para votaciones

Dallas, 4 Abr.- La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos dictaminó hoy por unanimidad que los estados pueden contar a todos los residentes, sin importar si son o no son elegibles para votar, durante los procesos de rediseño de los distritos electorales.

La decisión es considerada importante, especialmente en las áreas densamente pobladas por inmigrantes hispanos. El fallo podría alterar radicalmente los límites de los distrito electorales que registran una creciente población latina en el país.

El fallo está relacionado a una apelación interpuesta por votantes en Texas en el que se retaba la forma en que habían sido delimitados los distritos electorales para el Senado, estatal contando la población total de dichas áreas.

La Suprema Corte dictaminó que el contar a toda la población para diseñar un distrito electoral cumple con el principio de “una persona, un voto” establecido porque se mismo tribunal en 1964 y que establece que los distritos sean más o menos iguales en población.

En su apelación, Texas argumentaba que los distritos tenían distintos recuentos de población cuando se contemplaba a las personas elegibles para votar, en violación de la Constitución.

“Ratificamos que las jurisdicciones pueden diseñar los distritos legislativos estatales y locales con las poblaciones totales iguales, y no están obligados a igualar las poblaciones de votantes”, escribió la magistrada Ruth Bader Ginsburg, al resumir la opinión de la corte.

Ginsburg indicó que la “la historia, las decisiones de la corte y la práctica establecida en los 50 estados y un sinnúmero de jurisdicciones locales apuntan en la misma dirección”.

La Suprema Corte no había decidido hasta ahora si los distritos de votación deben contener el mismo número de personas, o el mismo número de electores.

El contar a todas las personas se amplifica el poder de voto de los lugares que tienen un gran número de residentes que no pueden votar legalmente, incluyendo a los inmigrantes legales que no son ciudadanos, a los indocumentados y a los niños y los presos. Esos lugares tienden a ser urbanos y votar por los demócratas.

Dos votantes de un distrito rural en Texas apelaron el uso de la población total para diseñar el distrito electoral correspondiente al senado estatal, al sostener que inflaba los poderoso de los residentes de las ciudades a costa de ellos.

En Texas, y otras entidades con grandes poblaciones de inmigrantes, los distritos urbanos incluyen a muchas más personas que no son ciudadanos, o son demasiado jóvenes, o de una u otra manera no son elegibles para votar. (Notimex)