Seis muertos en ataque con granada a bar en Guadalajara.

Aunque se descarta enfrentamiento entre bandas del crimen, se hacen indagaciones sobre el uso de granadas. Una de las víctimas era de origen colombiano y otra de nacionalidad venezolana. Reportan al menos 38 heridos

Al menos seis personas murieron, entre ellas un colombiano y un venezolano, y otras 38 resultaron heridas, en el ataque a un bar con una granada y a tiros, ocurrido la madrugada de hoy en la ciudad de Guadalajara.

El procurador de Jaliso, Tomás Coronado Olmos, explicó a la prensa que las víctimas son tres mujeres y tres hombres; de ellos “uno es de nacionalidad venezolana y otro es colombiano”. Los restantes fallecidos son mexicanos, dijo el funcionario sin dar más detalles.

Expuso también que presumiblemente se trató de un pleito entre particulares. “Estamos ciertos que sí hubo un conflicto interno que detonó inclusive con las amenazas cuando se retira uno de estos tipos que participaron, amenazas de que iban a regresar precisamente a hacer una acción”, dijo.

De acuerdo con fuentes de la Policía de Guadalajara, capital del estado de Jalisco, el atentado ocurrió cerca de las 04:00 hora local, luego de que sujetos armados abrieran fuego desde una camioneta blanca y dos taxis contra los clientes que recién salían del centro nocturno Butter Club, ubicado en la avenida López Mateos, colonia Arcos Vallarta, a dos cuadras al sur de la glorieta Minerva, uno de los puntos más conocidos de esta metrópoli.

Además de los disparos, los agresores arrojaron una granada de fragmentación a la puerta del lugar, que estalló dejando varios heridos y daños materiales.

Los fallecidos son tres hombres y tres mujeres. Tres de ellos quedaron en el lugar y sus cuerpos fueron levantados por peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, mientras que los tres restantes perdieron la vida en los hospitales a los que fueron trasladados.

Los heridos fueron atendidos por personal de la Cruz Roja. Hasta ahora ninguna de las víctimas ni los muertos han sido identificados.

La mayoría de los lesionados se encontraban afuera del bar en el momento de la detonación de las granadas, porque era casi la hora en que cerraba el establecimiento. Se reportan hasta el momento cuatro lesionados muy graves. La otra treintena de jóvenes resultaron heridos con esquirlas.

La zona fue resguardada por elementos de Seguridad Pública y de la Procuraduría de Justicia del Estado, para iniciar la averiguación de los hechos.

Los agresores lograron huir.

La Procuraduría General de la República inició una averiguación previa del caso por la utilización de granadas, aunque se descarta por el momento la teoría de un enfrentamiento entre grupos criminales.