Se estan haciendo sobrevuelos de jets sobre los protestantes en Egipto

Por quinto día consecutivo, decenas de miles de manifestantes salieron a las calles de las principales ciudades de Egipto exigiendo el fin de los 30 años en el poder del presidente Hosni Mubarak. Se calcula que en las últimas horas han muerto al menos 100 personas

EL CAIRO (Agencias).— Decenas de miles de manifestantes salieron ayer a las calles de las principales ciudades egipcias por quinto día consecutivo, desafiando el toque de queda y la presencia militar, para exigir la renuncia del presidente Hosni Mubarak, quien tiene 30 años en el poder.

Mubarak nombró por primera vez un vicepresidente, cargo que será ocupado por el jefe de los servicios de inteligencia, Omar Suleiman, y designó al ex ministro de Aviación Civil Ahmad Shafik como primer ministro, pero no logró disminuir las protestas, que se extendieron desde El Cairo a de Alejandría y Suez e incluso al Sinaí del Norte.

Se estima que en las últimas 24 horas murieron unas 100 personas, pero dado que los servicios de comunicación están restringidos es difícil obtener certezas sobre la cantidad de víctimas.

El anuncio de los nombramientos de Suleiman y Shafik no calmó los ánimos. “El gobierno debe cambiar y el presidente debe cambiar”, dijo uno de los manifestantes a DPA. “No son suficientes esos cambios en el gabinete. ¡Treinta años! Mubarak debería ser el primero en irse. No lo queremos”, añadió.

Mohamed el Beltagui, miembro de los Hermanos Musulmanes, uno de lo grupos opositores más fuertes del país, señaló: “Lo que Mubarak ha llamado cambio no responde a las demandas de la gente (…) Nosotros pedimos democracia real y derechos civiles, pero él no ha dicho nada sobre eso”.

El premio Nobel de la Paz Mohamed El Baradei, ex director la Agencia Internacional de Energía Atómica, quien se encuentra bajo arresto domiciliario tras negarse el jueves a dejar El Cairo y regresar a Viena, reforzó ayer su llamamiento a que renuncie Mubarak. “Respeto a Omar Suleiman y a Ahmed Shafik, pero queremos un fin de este régimen faraónico”, dijo a la cadena Al-Jazeera. “Es hora de que renuncie. Si no, Egipto va a colapsar”, advirtió.

Los soldados egipcios se desplegaron anoche por las calles de El Cairo y de otras ciudades para hacer frente a las acciones de pillaje que están empañando la revuelta popular que estalló el martes pasado.

Turistas buscan salir del país

Turistas extranjeros y nacionales egipcios acudieron ayer al aeropuerto internacional cairota, intentando dejar el país. Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Líbano y Jordania organizaron vuelos especiales para sacar de Egipto a sus ciudadanos y sus familias.

El cambio de gabinete del gobierno del presidente egipcio no es suficiente para las reformas que exige la población, escribió, a su vez, el portavoz del Departamento estadounidense de Estado, Philip Crowley, en Twitter. “El gobierno egipcio no puede dar las cartas otra vez y luego quedarse de brazos cruzados”, explicó. Añadió que Mubarak deberá cumplir sus promesas de reformas sociales, económicas y políticas.

Alemania, Francia y Reino instaron ayer a Mubarak a no utilizar la violencia contra los manifestantes pacíficos.

En una declaración conjunta emitida anoche, la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro británico, David Cameron, pidieron a Mubarak que “evite a toda costa el uso de la violencia contra los civiles desarmados”.

México pide no viajar a Egipto

Ante el toque de queda que las autoridades de Egipto emitieron por la situación de los últimos días, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México recomendó a mexicanos evitar viajes a ese país. Además emitió una serie de recomendaciones a los connacionales que permanecen en esa nación de visita, a fin de garantizar su seguridad.

De igual forma, resaltó que la embajada de México allá está en contacto con mexicanos y turistas nacionales a fin de brindarles apoyo.

De acuerdo con el último censo 2010 del Instituto de Mexicanos en el Exterior de la SRE, en Egipto residen alrededor de 175 connacionales, quienes podrían verse afectados por las condiciones de inseguridad y violencia que privan en ese país. La Cancillería les pidió evitar ir a las zonas de protestas. (Con información de Silvia Otero)