Previo a la temporada, preocupación en la enfermeria del Real Madrid

La enfermería del Real Madrid empieza a dar problemas antes de que arranque la temporada.

Mientras tanto, Cristiano Ronaldo sigue sin entrenar con el equipo a dos días de disputar el último encuentro de pretemporada fuera de España, cuando el Real Madrid visite al Varelenga noruego en Oslo el próximo domingo.

El defensa central Pepe estará entre dos y tres semanas de baja debido a una lesión muscular y se une a Karim Benzema como una de las ausencias ‘importantes’ para el estreno del conjunto merengue en la Liga ante el Sporting de Gijón del próximo 23 de agosto.

Pepe, quien el pasado miércoles abandonó el terreno de juego a los 15 minutos de iniciada la final de la Audi Cup ante el Bayern Munich debido a un golpe en el gemelo, fue sometido este viernes a una prueba en una clínica madrileña en la que se le diagnosticó “una lesión muscular en la pierna derecha”, según informó el club en un escueto comunicado de prensa.

Y si bien el Real Madrid se guardó de detallar la gravedad de la lesión, trascendió que el central sufre una rotura muscular que lo mantendrá al margen las próximas semanas algo que, por otro lado, ya se temía el cuerpo médico del club merengue, prácticamente desde el mismo miércoles.

Aunque en un principio se pensaba en que se trataba sólo de un duro golpe, los médicos del Madrid realizaron una segunda valoración apenas pisaron la capital española, misma en la que se percataron de que la lesión del jugador de 32 años era de mayor gravedad y tuvieron que esperar hasta este viernes a que remitiera la inflamación para poder realizar una prueba médica más exhaustiva.

Pepe se une así a la más que probable baja de Karim Benzema para el encuentro que se disputará en el Molinón el 23 de agosto próximo.

El atacante merengue, quien quedó al margen de la Audi Cup disputada esta semana en Alemania, padece también una lesión muscular, ésta en el muslo derecho, misma que lo mantendrá fuera del terreno de juego unas tres semanas.

Benzema, que en principio se perdió el viaje a Munich por una “sobrecarga”, según informó el club en su momento, fue sometido a una valoración que determinó, al igual que en el caso del portugués, una lesión de mayor gravedad y que empezó a darle problemas incluso antes de que concluyera la gira por China, pues ya no pudo disputar el último partido ante el Inter de Milan debido a las molestias en la pierna.

En el mejor de los casos, Benzema volvería para el segundo encuentro de Liga frente al Betis, a disputarse el 29 de agosto en el Santiago Bernabéu.

A las lesiones de Pepe y Benzema hay que sumar la de Fabio Coentrao, quien volvió de las vacaciones con una lesión en el muslo derecho y aún no ha logrado recuperarse.

En cuanto a Cristiano Ronaldo, quien no pudo viajar a Munich debido a una lumbalgia, se habría sometido desde el pasado lunes a un tratamiento intensivo con los fisioterapeutas del club.Aunque apura su recuperación, el atacante portugués continúa trabajando al margen del equipo y no ha entrenado con el resto del grupo este viernes.

De momento, se espera que el portugués esté listo para viajar a Oslo éste sábado con el resto del equipo para culminar la gira de pretemporada.