Precisa Japón que el sismo fue de 9.0º Ritcher; hay réplicas.

Se alista para una fusión nuclear

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de marzo.- El sismo del viernes en Japón fue de 9º, informó el canal de televisión local NHK, citando al Servicio Meteorólogico local.

La precisión fue en hecha en momentos cuando un funcionario nipón afirmó hoy que podría estar en marcha una fusión en uno de los reactores de la planta nuclear dañada por el terremoto en el noreste Japón, aunque el embajador de ese país en EEUU aseguró que no hay ninguna prueba de que sea así, informa la cadena de televisión CNN.

“Hay una posibilidad, vemos la posibilidad de una fusión”, afirmó Toshihiro Bannai, director de la Oficina de Asuntos Internacionales de la Agencia de Seguridad e Industrial japonesa vía telefónica a la cadena de televisión estadounidense.

“En estos momentos no hemos confirmado aún que realmente esté en marcha una fusión, pero existe la posibilidad”, recalcó.

No obstante, expresó su confianza en que los esfuerzos para contener la crisis prosperen.

Pese a que dijo que los expertos no han podido acercarse suficientemente al núcleo para saber lo que está pasando, el funcionario basó sus conclusiones en el hecho de que se había detectado en mediciones cesio radiactivo y yodo en las inmediaciones de la central nuclear de Fukushima.

“Lo que hemos visto es solo una ligera indicación de un puesto de supervisión de cesio e yodo”, explicó, pero se está introduciendo agua salada y boro para tratar de enfriar el combustible

Una fusión es un error catastrófico del núcleo del reactor, con un potencial para la liberación de radiación extendida.

“Confiamos hasta cierto punto en que podremos estabilizar la situación. Realmente tenemos confianza en que resolveremos esto”, señaló el funcionario.

Pero el embajador de Japón en EEUU, Ichiro Fujisaki, insistió en declaraciones a la misma cadena en que no hay pruebas de que una fusión está en marcha.

“No vemos ninguna prueba de ello en este momento”, enfatizó.

“Hubo preocupación por este reactor”, dijo el diplomático, quien reiteró la versión del Gobierno nipón de que la explosión del sábado no afectó al reactor nuclear que alberga.

Emergencia en un segundo reactor

La agencia japonesa de seguridad nuclear reportó una emergencia en un segundo reactor ubicado en la misma planta donde había ocurrido una explosión poco antes.

La Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial informó el domingo que la Unidad 3 de la planta nuclear Fukushima Dai-ichi tuvo fallas en su sistema de enfriamiento. La agencia dijo que recibió informes sobre el percance de parte de Tokyo Electric, la empresa que opera la planta.

De momento no había otros detalles sobre las averías en la Unidad 3.

El sábado ocurrió una explosión en otro reactor en la misma planta, destruyendo el edificio que lo albergaba, sin causar daños al reactor. La explosión se sumó a las dificultades que enfrentan las autoridades tras el terremoto y el tsunami que devastaron la costa norte de Japón el viernes.

El Organismo Internacional de Energía Atómica informó que habían sido evacuadas 170.000 personas de la zona cercana a la planta Fukushima Dai-ichi.

El organismo, con sede en Viena, dijo que la gente recibió la orden de retirarse de un radio de 20 kilómetros (12 millas) alrededor de la planta.

Alemania entra en alerta

“Lo ocurrido en Japón es una advertencia para el mundo”, ha manifestado la canciller alemana Ángela Merkel en una comparecencia ante los medios, tras una reunión de crisis de su Gobierno con los ministros de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, y el de Medioambiente, Norbert Röttgen.

“Sabemos lo seguras que son nuestras centrales atómicas” subrayó Merkel, pero lo ocurrido en Japón, “en un país altamente desarrollado y con altos estándares de seguridad”, obliga a sacar las conclusiones oportunas. “Debemos preguntarnos qué podemos aprender “del accidente nuclear ocurrido en la planta nipona de Fukushima, tras el seísmo de este viernes, asegura, para invitar después a que se analice a nivel europeo.

Merkel defiende sin embargo “el uso pacífico de la energía nuclear como tecnología puente”, pero “la seguridad de las plantas y la protección de la población es la máxima prioridad”. Pocos minutos después su ministro de Medio Ambiente declaró a la cadena ARD que “hay que