Pide fiscalía de NY retirar cargos a Strauss-Kahn

La naturaleza y el número de las falsedades de la quejosa hacen imposible creer su versión sobre los eventos

Nueva York, 22 Ago.- La fiscalía de esta ciudad solicitó hoy al juez que lleva el caso de Dominique Strauss-Kahn retirar los cargos criminales por abuso sexual que se le imputan al economista francés, tras un encuentro que sostuvo hoy con la acusadora.

El ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI), acusado de haber forzado a Nafissatou Diallo, inmigrante de Guinea de 32 años, a practicarle sexo oral, quedó así libre de cargos criminales luego de ser arrestado en mayo pasado.

La solicitud de la fiscalía consta en los documentos públicos en poder de la corte de Manhattan, donde está radicado el juicio, y fue consignada este lunes por varios medios locales de comunicación.

La corte de Manhattan anunciará su decisión este martes, cuando se tiene programada otra comparecencia del caso.

La fiscalía expresó que “la naturaleza y el número de las falsedades de la quejosa hacen imposible creer su versión sobre los eventos, más allá de una duda razonable, cualquiera que sea la verdad sobre el encuentro de la quejosa con el acusado”.

Los magistrados asentaron: “si nosotros no le creemos más allá de una duda razonable, no podemos pedirle al juez que le crea”.

Las dudas se basan en que Diallo cambió sus relatos sobre su pasado en Guinea con el fin de ganar su caso asilo político en Estados Unidos, así como sobre lo que sucedió momentos después del supuesto ataque perpetrado por Strauss-Kahn.

Por su parte, Kenneth Thompson, abogado de Diallo, declaró luego de la reunión con la fiscalía que ésta “le ha negado el derecho a una víctima de violación a obtener justicia”, pese a la evidencia física y forense contra Strauss-Kahn.

Entre la evidencia presentada por la defensa están el ADN de Strauss-Khan, tomado de los restos de su semen, así como indicios de violencia física a la que fue sometida durante el encuentro, según los partes médicos.

Organismos civiles protestaron fuera de las oficinas del fiscal de distrito Cyrus Vance para exigirle que mantenga los cargos contra Strauss-Kahn.

Después de resolver su situación jurídica en Estados Unidos, Strauss-Kahn podría regresar a Francia, donde la periodista Tristane Banone lo acusa también de agresión sexual, cometida en 2003.