Países aliados dicen que seguirán atacando a Libia por “horas o días”

La ofensiva militar es lanzada desde el Mediterraneo y, según se informó, no habrá incursión terrestre. Gadafi respondió con cañones. Se habla de al menos 50 personas muertas.

Al menos 48 personas han muerto como consecuencia de los bombardeos aéreos y los misiles lanzados contra varias ciudades de Libia por la coalición occidental.

Unas “48 personas murieron, de las cuales 26 en Tripoli”, indicó una fuente, que pidió el anonimato y subrayó que “el balance era provisional”. Entre tanto, cañones antiaéreos instalados en la residencia y el entorno, así como en otros sectores de Trípoli, abrieron fuego poco después de las 02H20 locales (00H20 GMT) marcando con trazos rojos el cielo.

Se trata de una respuesta luego de que Estados Unidos abriera paso a su ofensiva contra el régimen libio de Muamar Gadafi al lanzar misiles de crucero Tomahawk. Su presidente, Barack Obama, anunció que autorizó una “acción militar limitada” y que no desplegará tropas terrestres en el país.

Las fuerzas de Estados Unidos y Gran Bretaña lanzaron al menos 110 misiles de crucero Tomahawk en Libia contra sitios de defensa antiaérea del régimen de Gadafi, afirmó el almirante estadounidense William Gortney en rueda de prensa.

“Más temprano esta tarde más de 110 misiles de crucero Tomahawk lanzados tanto por buques y submarinos de Estados Unidos como de Gran Bretaña alcanzaron más de 20 sistemas de defensa antiaérea integrados y otras instalaciones antiaéreas en tierra”, dijo Gortney.

Mientras tanto, en Brasilia, Obama anunció que autorizó una “acción militar limitada” de las fuerzas estadounidenses contra el régimen de Gadafi. “Este sábado, autoricé a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos a realizar una acción militar limitada en Libia”, dijo Obama a periodistas en Brasilia, primera escala de su gira por América Latina.

No obstante, el mandatario insistió en que su país no desplegará tropas en el terreno. “Como ya lo he dicho ayer, no voy, repito, no voy a desplegar tropas en tierra”, expresó. Los Tomahawk, misiles de largo alcance, son difíciles de ser detectados por los radares y capaces de atacar puntos muy precisos. Les tomó una hora en alcanzar sus objetivos alrededor de Trípoli y la ciudad de Misrata, unos 200 km al este de la capital.

A las 19H00 GMT los misiles impactaron en las instalaciones militares libias, especialmente en sitios de misiles antiaéreos SA-5, radares y centros de mando de fuerzas de Gadafi, informó Gortney. Actualmente en el Mediterráneo, cerca de Libia, hay dos destructores estadounidenses, el Stout y el Barry, así como tres submarinos (Providencia, Florida y Scranton). Están equipados de misiles Tomahawk, cuya carga explosiva es de aproximadamente 450 kilos.

El resultado de estos ataques será conocido luego de que aviones, en su mayoría no tripulados, sobrevuelen las zonas alcanzadas, dijo Gortney. “Actualmente nuestra misión es modelar el campo de batalla con el fin de que nuestros aliados tomen la iniciativa” de la instalación de una zona de exclusión aérea, explicó el almirante estadounidense.

La operación internacional empezó a las 16H45 GMT, con un bombardeo aéreo francés contra un vehículo “claramente identificado como perteneciente a las fuerzas pro Gadafi”, según el portavoz del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas francesas, Thierry Bruckhard.

En la hora siguiente, aviones franceses Rafale y Mirage 2000 llevaron a cabo otras tres incursiones contra vehículos blindados de las fuerzas de Gadafi al este de Bengasi. El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el jueves el uso de la fuerza y la imposición de una zona de exclusión aérea para proteger a la población libia de la contraofensiva lanzada por Gadafi para aplastar a la rebelión que desde mediados de febrero se hizo con el control de varias ciudades.

Más de una veintena de buques franceses, canadienses, británicos e italianos participan de esta ofensiva que comenzó el sábado tras una cumbre en París en la que países occidentales y árabes definieron sus modalidades.”Se trata de una operación multilateral bajo coordinación del comando norteamericano de la fuerzas estadounidenses en Europa, con sede en Stuttgart, Alemania”, declaró el sábado a la AFP un responsable francés que solicitó el anonimato.

Los estadounidenses tienen un papel “estratégico” en esta coordinación y el comando de la operación, una vez que se haya formado la coalición ad hoc, deberá ser determinado, precisó esta fuente. “En esta etapa, se trata de una coordinación”, insistió.

Los Emiratos Arabes Unidos prometieron contribuir a la fuerza de la coalición con 24 aviones (Mirages 2000-9 y F-16), y Qatar con entre cuatro y seis 2000-5, agregó. Trípoli dispone de 31 sitios antiaéreos y radares para vigilar y proteger la costa libia, donde se concentra entre el 80% y el 85% de la población del país. También tiene un “gran número” de lanzamisiles portátiles, según James Clapper, director nacional de Investigación de Estados Unidos.