Muertos en Nueva Zelanda aumentan en casi 100, y hay muchas personas atrapadas.

Las víctimas se registraron en Christchurch. Autoridades descartaron alerta de tsunami.

Varios muertos se registraron en Christchurch, la segunda ciudad de Nueva Zelanda, tras el sismo de magnitud 6,3 que sufrió este martes, entre ellos pasajeros de dos autobuses aplastados por escombros, indicó la policía.

“Varios decesos fueron señalados en diferentes puntos del centro de la ciudad, donde dos autobuses fueron aplastados por cascotes caídos de las alturas. Un médico y servicios de emergencia se encuentran en el lugar”, declaró la policía.

“Otros informes señalan el desplome de varios edificios, incendios en locales del centro y personas atrapadas en los inmuebles”, añadió.

Según testigos, se desplomaron edificios y resultaron dañadas carreteras por este sismo que se produjo a las 23:51 GMT del lunes (6:51 p.m. hora de Colombia) a 5 km de la ciudad y a solo 4 km de profundidad, según el Instituto de Geofísica de Estados Unidos (USGS).

“Lo que puedo ver desde aquí, en el centro de la ciudad, es que ha causado un año considerable”, indicó a la radio local el alcalde de Christchurch, Bob Parquer.

Parquer agregó de que ha recibido informes sin confirmar de que también hay heridos graves. La Policía ordenó el cierre del aeropuerto y está evacuando el centro de la ciudad por temor a derrumbes.

El pasado septiembre, un sísmo de 7,2 grados golpeó Christchur y causó decenas de heridos e importantes daños en infraestructuras públicas y edificios en el sur del país.

Desde entonces, esta parte del país ha sufrido numerosos temblores, el último de 4,9 grados en la escala Richter justo después de Navidad.