México pide a EE.UU. información sobre ingreso deliberado de armas.

La operación estadounidense "Fast and Furious" presuntamente permitió deliberadamente el paso de más de 1.000 armas.

México solicitó a Estados Unidos información amplia sobre la operación estadounidense “Fast and Furious” que presuntamente consistió en permitir deliberadamente el paso de más de 1.000 armas a territorio mexicano, informó la cancillería en un comunicado.

“Se ha procedido a solicitar información detallada sobre este asunto a las autoridades estadounidenses”, indicó la cancillería.

México y Estados Unidos se han propuesto detener “el tráfico de armas sobre la base del principio de responsabilidad compartida y ambos trabajan para fortalecer la cooperación bilateral en la materia”, indicó la cancillería en su comunicado.

Dicha prioridad fue ratificada por los presidentes de México y Estados Unidos durante su reunión el 3 de marzo, en Washington, concluyó.

La prensa mexicana difundió este fin de semana un video en el que un funcionario estadounidense dice a medios de su país que la operación “Fast and Furious”, conducida por la Oficina de control de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos (ATF) del Departamento de Justicia, permitió el ingreso a México más de 1.000 armas para desmantelar cárteles de drogas.

La violencia generada por narcotraficantes mexicanos ha dejado un saldo de más de 34.600 muertos en cuatro años, según cifras mexicanas, entre ellas al menos un centenar de civiles muertos por fuego cruzado en operativos.