Maradona intercambia regalos con el árbitro que no vio “la mano de Dios”

Buenos Aires (AFP) – Diego Maradona intercambió este fin de semana regalos con el tunecino Ali Bennaceur, el árbitro que no vio la mano del excapitán de la selección argentina en el célebre partido contra Inglaterra del Mundial de México-86.

“Yo le regalé una camiseta argentina, y él me obsequió la fotografía de aquel partido que cuelga en su casa. Mi dedicatoria: ‘Para Ali, mi amigo eterno'”, escribió Maradona en su cuenta de la red social Facebook, tras visitar a Bennaceur en su residencia tunecina.

El exfutbolista marcó con la mano el primer gol de aquel partido de cuartos de final (2-1), pero después anotó otro considerado uno de los mejores de la historia de los Mundiales tras eludir a varios rivales en una veloz carrera. El colegiado no pudo ver la infracción y legitimó la anotación. La maniobra fue tan rápida que pudo ser vista después con cámara detenida y en fotografías.

En los vestuarios, el exjugador del Nápoles de Italia dijo con ironía que el primer gol lo hizo “la mano de Dios”.

Argentina ganó el Mundial al vencer a Alemania por 3-2 en la final en el estadio Azteca.