Madre acusada de matar a sus hijos, bajo supervisión medica.

Las autoridades no entienden que le pasó a Julie Schenecker, para tomar la decisión de matar a sus hijos. Se encuentra bajo evaluación médica.

Este viernes fue un día triste en la secundaria King High, el puesto de Calix Powers Schenecker, estuvo vacio y nunca más será ocupado por ella.
Su cuerpo, junto con el de su hermano menor, Beau Powers Schenecker de 13 años, fue descubierto ayer en horas de la mañana por la policía de Tampa. La sospechosa de sus muertes, su propia madre, Julie Schenecker, de 50 años de edad.
De Acuerdo a las versiones a los directores de la secundaria, Calix nunca perdió un día de clases y se la pasaba normalmente repasando lo que aprendía en sus clases de español, o hablando con amigos sobre Harry Potter o preparándose para la práctica en la pista de atletismo, donde era una consumada deportista.
El entrenador Gary Bingham expreso que Calix tenía un futuro prometedor como corredora y era muy madura para su edad.

En el caso de Beau, el estudiante de la Liberty Middle School y quien caminaba hasta un cercano McDonald después de la escuela para reunirse con grupo de amigos a pasar el rato, su ausencia fue notable.
También era conocido por sus habilidades atléticas. El estudiante de octavo grado le encantaba jugar al fútbol. “Era un portero increíble”, dijo su amigo Asmin Alli, de 15 años, y quien asistió a la escuela con Calix, la hermana de Beau.
Muchos de los amigos de Beau se reunieron ayer por la tarde en el lugar donde normalmente jugaban fútbol.
Los dos adolescentes fueron descritos por sus directores como estudiantes modelo de buen comportamiento, muy queridos y con buenas calificaciones.

Cerca de 200 personas, la mayoría estudiantes la secundaria King High , hicieron una vigilia improvisada el viernes en la noche para recordar a sus compañeros fallecidos.