ICE a revisar documentación de empleados de 1000 empresas en todo Estados Unidos.

La revisión sera en todas las dependencias y no se tendrán en cuenta los cargos de las personas, en las empresas.

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) de Estados Unidos avisó a más de 1.000 empresas del país de que un grupo de agentes examinarán próximamente los documentos de sus empleados para comprobar si su situación es legal.

Este tipo de auditorías, que la Administración del presidente Barack Obama emprendió en 2009, doblaron su número en los dos últimos años, y afectaron a firmas como Krispy Kreme Doughnuts y Abercrombie and Fitch Clothiers, informó hoy el ICE en un comunicado.

El nuevo millar de inspecciones incluirá a empleados de todas las categorías y de todos los estados, de manera que ninguna industria quede inmune.

De acuerdo con la ley de inmigración, las empresas tienen prohibido contratar los servicios de trabajadores que no puedan demostrar su residencia legal en Estados Unidos.

El ICE impulsa desde 2006 el programa IMAGE (Acuerdo Mutuo entre el Gobierno y los Empresarios), con el objetivo de que las firmas se comprometan de manera voluntaria con la lucha del Gobierno contra la contratación de personal sin autorización para trabajar en el país.

Las compañías que deciden colaborar con el ICE se someten a una auditoría que comprueba la situación legal de sus empleados y reciben orientación del Gobierno sobre los mecanismos que tienen a su alcance para saber si la persona que están contratando posee el permiso necesario para trabajar en Estados Unidos.

Sin embargo, desde que IMAGE vio la luz hace cinco años, tan sólo 115 compañías se han sumado a la iniciativa, lo que muestra, según los expertos, que muchas empresas son todavía reticentes a someter sus archivos al escrutinio del Gobierno.