Exilio en Miami pide al papa que reclame la liberación de presos políticos en Cuba

Miami (AFP) – El papa Francisco debe abogar en Cuba por la liberación de los presos políticos y para que se escuchen las demandas del pueblo cubano, pidió este miércoles una organización del exilio cubano en Miami, al anunciar medidas ante la visita del pontífice.

“Le vamos a pedir eso al papa, que sea mediador para que se le dé voz a la sociedad civil cubana y por supuesto la liberación de los presos políticos”, dijo en rueda de prensa el presidente de la agrupación Movimiento Democracia, Ramón Saúl Sánchez.

Sánchez anunció que este miércoles iniciará una huelga de hambre, que él denominó “ayuno de conciencia“, y que el domingo, si el clima lo permite, un par de barcos de la organización navegarán como en ocasiones anteriores hasta aguas internacionales frente a Cuba para lanzar fuegos artificiales, con la intención de que sean vistos desde La Habana.

La organización dejó en claro que las medidas no son protestas contra la visita del papa a Cuba, donde permanecerá de sábado a martes, sino un mensaje para que el pontífice “escuche la voz del pueblo de Cuba”.

Miembros del grupo estudian ir a Washington y Nueva York, ciudades que visitará Francisco luego de su paso por Cuba, para llamar la atención del papa, al que también piden que se pronuncie contra los maltratos contra las Damas de Blanco y otros disidentes en la isla y a favor de la reunificación de familias separadas entre Cuba y Estados Unidos.

El Movimiento Democracia, grupo moderado del exilio cubano en Miami, Florida (sureste de EEUU), dijo no haber recibido respuesta de una carta que envió a Francisco en mayo con sus peticiones.

Otra organización, el Directorio Democrático Cubano, opuesta al acercamiento entre Estados Unidos y Cuba, pidió en un comunicado al papa que suspenda su visita a Cuba ante “la represión (de los disidentes) propiciada por el Régimen Castrista”.

De su lado, un grupo de casi 200 peregrinos de Miami se prepara para viajar el viernes a Cuba para asistir a los actos de Francisco en la isla.

En Miami reside alrededor de la mitad de la diáspora de 2 millones de cubanos en Estados Unidos.