Defensores del Tren de Alta Velocidad siguen protestando.

El Gobernador de la Florida Rick Scott, sigue firme con su decisión.

Políticos elegidos a nivel local y nacional, siguen haciendo esfuerzos ingentes, para que el Gobernador del estado, Rick Scott, reconsidere su decisión.

Pero este ha expresado públicamente,que no dará a torcer su brazo, ya que ve múltiples inconvenientes, en el hecho de aceptar el dinero federal para la realización de la obra, y las consecuencias para los contribuyentes a largo plazo.

Dentro de las opciones propuestas por la actual alcaldesa Pam Iorio, esta el que el proyecto sea privatizado en su totalidad, para que los contribuyentes no estén en riesgo.

Para los defensores del Tren de Alta Velocidad, la construcción del proyecto, significaría miles de empleos, así como la reactivacion económica,para la ciudad de Tampa.

Pero en contra parte, el Gobernador que rechazo los fondos por 2.4 billones de dolares, a asegurado a los medios y a los mismos defensores, que no ve como no se ponga en riesgo a las personas de la Florida, con una construcción que ve poco beneficiosa, para ambas ciudades, Tampa y Orlando.

El viernes de esta semana, fue fijado como el día de ultimo plazo,para que el estado decida que hace con los recursos, o si estos son destinados a otros proyectos en diferentes estados.

8 empresas y consorcios han mostrado interés de llevar a cabo el proyecto, pero de forma privada.
Para lo cual, quien sea escogido, deberá asegurar tener los fondos suficientes para llevar a éxito la construcción y suplir cualquier dinero que sea necesario, para cumplir con las contingencias de la obra.

Por ahora ambos bandos deberán esperar, a ver que se define el próximo viernes,que se venza el plazo para tal fin.