Cortes de Estados Unidos perjudican miles de deudores pobres: Human Rights Watch

Nueva York, 21 Ene.- Cortes estadunidenses dictan, de manera acelerada y prácticamente sin revisar evidencias, sentencias a favor de empresas recolectoras de deuda en detrimento de cientos de miles de personas pobres en este país, denunció hoy Human Rights Watch (HRW).

En un informe, el organismo de derechos humanos indicó que las cortes han prácticamente garantizado que empresas multimillonarias obtengan sentencias a su favor en contra de presuntos deudores sin siquiera proporcionar evidencias relevantes que apoyen sus demandas.

Titulado “Una justicia meramente formal: tribunales, empresas que compran deudas y pobres en Estados Unidos”, el informe señaló que algunas cortes, además, han erigido “formidables barreras” que impiden que los presuntos deudores tengan una audiencia significativa ante un juez.

El documento destacó cómo las cortes abordan cientos de miles de demandas presentadas cada año por empresas que compran deudas pendientes a fin de tratar de cobrarlas para su beneficio, en procesos plagados de “errores, ineficiencia legal y presunta ilegalidad”.

HRW afirmó que empresas compradoras de deuda han ganado juicios contra personas equivocadas, prevalecido en procesos que deberían haber sido prohibidos por las leyes estatales vigentes, y embargado ingresos o recursos de gente que nunca fue notificada sobre las demandas.

Pese a las irregularidades que plagan estos procesos, “muchos tribunales siguen arbitrando estos casos con pasmosa rapidez y sin someterlos a un escrutinio significativo, o incluso sin recibir pruebas concluyentes que respalden las denuncias”, de acuerdo con HRW.

El asesor jurídico principal de HRW, Chris Albin-Lackey, aseguró que los tribunales deberían tratar los litigios de empresas compradoras de deuda con una vigilancia reforzada.

“Aprobar las demandas de firmas compradoras a través de sentencias prácticamente mecánicas amenaza los derechos de los pobres y en última instancia socava la integridad básica de las cortes”, expresó Albin-Lackey.

El informe reveló que la mayoría de los acusados no pueden o no llegan a presentar ningún tipo de defensa efectiva a las demandas que pesan en su contra y, en estos casos, muchos tribunales emiten sentencias de manera prácticamente mecánica a favor de los demandantes sin requerir apenas pruebas.

Esa tendencia genera que algunas cortes aprueben, sin más, grandes cantidades de litigios, a menudo jurídicamente deficientes o carentes de pruebas, que las empresas de compra de deuda “no habrían podido ganar jamás si se hubiesen enfrentado a un adversario competente en un tribunal”, asentó HRW. (Notimex)