Cautela en Estados Unidos ante nueva política migratoria

En las próximas semanas se espera que el gobierno de Estados Unidos detalle su política de revisión de unos 300 mil casos pendientes de deportación

Organizaciones nacionales pidieron hoy a los inmigrantes cautela sobre los cambios a las políticas de deportaciones anunciadas por el gobierno de Barack Obama la semana pasada, que en los hechos detuvo las expulsiones indiscriminadas.

La ex presidenta de la Asociación de Abogados Estadunidenses de Inmigración (AILA), Carlina Tapia-Ruano, pidió en teleconferencia a quienes están en proceso de deportación que consulten con sus abogados antes de firmar documentos, como el de la salida voluntaria.

Indicó que en las próximas semanas espera que el gobierno detalle su política de revisión de unos 300 mil casos pendientes de deportación que tiene como objetivo enfocarse en los que cuentan con antecedentes penales o representen una amenaza para la seguridad pública.

Los departamentos de Justicia y Seguridad Interna evaluarán ‘caso por caso’ para suspender la deportación de personas de ‘baja prioridad’, como estudiantes, personas mayores, veteranos o madres lactantes, entre otras.

Tapia-Ruano señaló también que es importante obtener la información oportunamente de parte de las autoridades federales, porque la discreción procesal puede ser interpretada de manera diferente por cada dependencia local o estatal.

La directora de la Coalición Pro-Derechos Humanos de Los Angeles (Chirla), Angélica Salas, expresó por su parte que la tarea ahora es evaluar cómo se instrumentarán los cambios en las deportaciones y que los inmigrantes conozcan sus derechos en caso de ser detenidos.

Salas recomendó a los indocumentados que no se entreguen de manera voluntaria a las autoridades de inmigración en espera de beneficios porque la revisión de los casos aplica solamente a aquellos que están en proceso de deportación.

La directora de campañas nacionales y de inmigración del Consejo Nacional de la Raza (NCLR), Clarissa Martínez, informó por otro lado que continuarán los esfuerzos para cancelar el programa Comunidades Seguras, el cual generó ‘un ambiente de intimidación’.

El plan, enfocado en la identificación y deportación de inmigrantes con antecedentes penales, ha afectado a personas que han cometido delitos menores, de acuerdo con los activistas.

Martínez destacó la presión de la comunidad latina para lograr esos cambios administrativos, ante la falta de acción del Congreso sobre una reforma migratoria integral.

Señaló que es importante que tanto Obama, quien busca su reelección en 2012, como los republicanos ‘compitan’ por el voto latino, tomando en cuenta que encuestas recientes muestran la relevancia del tema de inmigración.

El diario The Washington Post informó este lunes que la Casa Blanca y la campaña de reelección de Obama han impulsado una estrategia para resaltar los logros del actual gobierno a fin de mantener el apoyo del voto latino.

La estrategia es apartar el enfoque sólo sobre las decepcionantes políticas de inmigración, para centrarse en los avances en los temas de economía y educación, aunque los hispanos siguen con un elevado índice de desempleo y embargos hipotecarios, señaló el diario.