3 Muertos y 639 heridos, dejan hasta el momento disturbios en El Cairo.

La oposición acusó al Presidente de contratar simpatizantes.

Partidarios y adversarios del presidente Hosni Mubarak se enfrentaron violentamente este miércoles en una céntrica plaza de El Cairo, dejando decenas de heridos.

Al principio de la tarde, miles de partidarios de Mubarak entraron a la plaza Tharir, donde los manifestantes mantenían multitudinarias concentraciones desde hace nueve días para exigir la renuncia de Mubarak, que lleva 30 años en el poder.
En cuestión de minutos, los dos bandos empezaron a lanzarse piedras y a golpearse a palos. Según periodistas de la AFP en el lugar, decenas de personas resultaron heridas.

Partidarios de Mubarak arremetieron a camello contra los opositores, pero fueron rodeados, desmontados y golpeados, constataron un periodistas de diferentes medios.

Al menos seis personas, derribadas de sus monturas, fueron golpeadas con palos y arrastradas por la calle con el rostro ensangrentado.

En los últimos días, los militares se habían desplegado para controlar los accesos a la plaza, pero este miércoles miles de los partidarios de Mubarak lograron entrar a la plaza, donde la víspera medio millón de personas habían pedido la renuncia inmediata del presidente.

Tras el discurso de Mubarak del martes, en el que anunció que no buscaría otro mandato en las elecciones en septiembre, aunque sí dijo que quería “morir en Egipto”, miles de sus partidarios salieron este miércoles a las calles de la capital para darle su respaldo.