Movilización de votantes en Florida, un buen augurio para las presidenciales

Miami, 18 ago (EFE).- Con cerca de 2,8 millones de votos anticipados y por correo, más los que se depositen este martes en las urnas, las primarias en Florida auguran un panorama “optimista” de participación para las presidenciales del próximo 3 de noviembre en un estado crucial para demócratas y republicanos.

Andrea Mercado, directora ejecutiva de la Nueva Mayoría de Florida, un grupo que promueve la participación electoral de minorías, dijo a Efe que los floridanos están acudiendo a las elecciones a pesar de la pandemia de la COVID-19 y a la pérdida de sus trabajos, o quizás, lo están haciendo precisamente “por eso” y por “la falta de liderazgo estatal y federal”.

En Florida, el segundo estado más afectado del país por el virus, después de California, sus votantes están cerca de alcanzar los 2,95 millones de sufragios de las primarias de 2016.

Solo en Miami-Dade, epicentro de la pandemia con 2.126 de los 9.893 muertos del estado y cerca de 146.990 de los cerca de 580.000 casos estatales confirmados, más de 5.000 personas se habían acercado a las urnas en las dos primeras horas de la jornada.

Los floridanos votan hoy por los candidatos a cargos de alcaldes, congresistas, alguaciles, juntas escolares y muchos otros puestos más que se decidirán el 3 de noviembre, el mismo día en que se enfrentarán el presidente Donald Trump y Joe Biden, quien será nominado por el Partido Demócrata en la convención virtual que comenzó este lunes.

“El nivel de participación nos da optimismo para noviembre”, subrayó Mercado, cuya organización ha incentivado el voto con más de 2 millones de llamadas y textos.

EXREOS VOTAN, PERO LA LUCHA SIGUE

Uno de los votantes más felices de hoy fue el afroamericano Desmond Meade, un exprisionero que dirige la Coalición por la Restauración de los Derechos de Florida.

Elegante y junto con su esposa y dos hijos, con camisetas que decían “Deja que mi gente vote”, ejerció su derecho al sufragio “por primera vez en 30 años”.

“¡Es genial llevar a mi familia a las urnas!”, escribió en Twitter este activista.

Meade fue el promotor de la Enmienda 4, que fue aprobada por el 64 % de los votantes en 2018 y devuelve el derecho al sufragio a la mayoría de los exconvictos que han cumplido sus penas.

Sin embargo, la dicha duró poco. En 2019 el gobernador Ron DeSantis y el Legislativo estatal, de mayoría republicana, aprobaron una ley que condicionó el voto a pagar gastos pendientes de corte.

Deportistas como LeBron James se han sumado a Meade para recaudar fondos y pagar la mayor cantidad de multas de unos 700.000 de los 1,4 millones de exconvictos que recuperaron el derecho al voto gracias a la enmienda, que no incluye a aquellos que cometieron crímenes violentos como asesinatos o delitos sexuales.

BRUTALIDAD POLICIACA AL PAREDÓN

Temas como los abusos policiales con la comunidad negra tras la muerte de George Floyd en Minesota están también presentes en esta elección y amenazan especialmente a Katherine Fernández-Rundle, quien durante 27 años ha sido la fiscal estatal de Miami-Dade.

Mercado recordó que la veterana fiscal ha sido criticada porque en cerca de tres décadas en el cargo nunca ha procesado judicialmente a un oficial de policía por homicidio.

Fernández-Rundle tiene en la abogada afroamericana Melba Pearson una fuerte contendiente, con una gran trayectoria de defensa de derechos civiles en la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

Mercado señaló que el caso de Floyd, que murió a manos de un policía blanco, no solo ha “sacado a la luz” varios casos similares, sino que ha “inspirado a millones a tomar acción” e inscribirse para votar.

Hasta junio pasado, en Florida había registrados 13,8 millones de votantes, 5,1 millones demócratas, 4,9 millones republicanos y 3.6 millones independientes.