La promesa mexicana de los Yankees

Mark Teixeira vio lanzar por primera vez a Manny Bañuelos y quedó hechizado.

“Si me preguntan si ese era un Johan Santana, pues debo decirles que sí”, dijo el primera base de los Yanquis al referirse al zurdo mexicano de 20 años que tiene embelesados a todos en el equipo de Nueva York.

Bañuelos fue el prospecto más hablado de esta pretemporada, aunque tendrá que empezar la campaña en las menores.

Con una rotación abridora que no convence, no sería sorpresa que el nacido en Durango pueda debutar en las Grandes Ligas en algún momento de 2011.

No hay que dejarse llevar por su edad precoz. Aparte de su recta de 96 millas y un depurado repertorio que ya incluye el cambio y la curva, lo que impresiona de Bañuelos es su naturalidad al hablar, con toda la seguridad de que nació para el estrellato.

“Estoy donde yo quería llegar; quería vivir esta experiencia, enseñarles lo que yo puedo hacer y lo que puedo lograr”, afirmó Bañuelos en una entrevista con The Associated Press.

“Donde quiera que ellos que me manden, la liga que sea, yo voy a tratar de subir lo mas rápido posible. Cuando tengan una necesidad allá arriba, y si yo estoy haciendo buen trabajo aquí abajo, pienso que voy a ser el indicado para subir; van a necesitar un zurdo”, afirmó.

Bañuelos es uno de tres pitchers latinoamericanos que figuran en la lista de novatos de impacto. Todos poseen rectas que promedian las 95 millas.

El derecho dominicano Michael Pineda (22 años) debutará de entrada tras ganarse el quinto puesto en la rotación de los Marineros de Seattle, donde será discípulo del venezolano Félix Hernández.

También asoma Julio Teherán (20 años), un derecho colombiano que fue el lanzador mejor situado en la clasificación anual de prospectos de la revista especializada Baseball America.

“Este es el año que quiero llegar y quedarme”, dijo Teherán.

Los Bravos, el equipo donde milita, tienen una reputación de formadores por excelencia de talento.

“Siempre Atlanta no ha tenido miedo de traer los prospectos jóvenes”, afirmó el manager Fredi González, evocando los nombres de Chipper Jones, Rafael Furcal y Jason Heyward. “Teherán tiene un tremendo futuro… la proyección es que va a llegar a las Grandes Ligas más rapido que tarde”.

Hablando de prospectos, los Bravos tienen a varios más que comenzarán con un papel protágonico desde el comienzo: el primera base Freddie Freeman, el relevista Craig Kimbrel y el abridor Mike Minor.

Otros novatos a considerar:

_PI Aroldis Chapman, Cincinnati: El zurdo cubano ayudó a que los Rojos jugasen la postemporada en 2010 por primera vez en 15 años, con su relámpago de 105 millas por hora que cimbra al estadio cada vez que sube a la lomita. Antecederá de nuevo al cerrador dominicano Francisco Cordero en esta campaña, y quizá contienda por esa posición en el 2012 o sólo se aliste para su eventual transición hacia la rotación.

_PI Chris Sale, Medias Blancas de Chicago: Debutó en agosto y terminó con una efectividad de 1.93 y cuatro salvamentos en 23 entradas y un tercio.

_JAR Domonic Brown, Filadelfia: Se vislumbra como el reemplazo de Jayson Werth en el jardín derecho, pero su avance se frenó al fracturarse la mano derecha esta pretemporada.

_PD Jeremy Hellickson, Tampa Bay: Primer lanzador en la historia de la franquicia que gana sus tres primeras aperturas en las mayores.

_Infielders Mike Moustakas y Eric Hosmer, Kansas City: Los Reales tuvieron a cinco de los suyos entre los 19 primeros de la lista de Baseball America. Estos son los dos principales.

_2B Dustin Ackley, Seattle: Luego de un arranque flojo, Ackley llegó a la sucursal de Tacoma en Triple A, donde tuvo al madero un promedio de .274 con cinco vuelacercas y 23 remolcadas.

_INF Brandon Belt, San Francisco: Selección de quinta ronda en el draft del 2009, estuvo impresionante en su primera temporada como profesional y sorprendió a algunos en esta pretemporada. Luego que Buster Posey ganó el premio al Novato del Año en 2010, Belt podría ser el segundo en hacerlo en fila.

_PD Kyle Drabek, Toronto: El hijo de Doug Drabek, quien ganó el Cy Young de la Liga Nacional en 1990. Debutó en la campaña anterior y se fue de 0-3 con 4.76 en promedio de efectividad en tres aperturas con los Azulejos.