Guatemala comienza a hacer justicia en caso de víctimas de deslave

Guatemala, 17 Ene.- La reivindicación de las víctimas del alud de Santa Catarina Pinula, que causó alrededor de 300 muertos, comenzó con la entrega de nuevas casas y el arresto por homicidio culposo de un ex alcalde del lugar.

La noche del 1 de octubre del año pasado ocurrió un alud en la aldea El Cambray II, municipio de Santa Catarina Pinula, próximo a la capital guatemalteca, que sepultó unas 125 viviendas.

En el gigantesco derrumbe, ocurrido en un barranco no apropiado para asentamientos humanos, murieron 280 personas, 70 fueron reportadas como desaparecidas y unas 400 quedaron en albergues, según datos oficiales.

El caso fue denunciado por negligencia de las autoridades del municipio de Santa Catarina Pinula, al permitir hace décadas el asentamiento irregular.

Además, las autoridades locales desatendieron advertencias de informes técnicos que se sucedieron desde 2001 hasta marzo pasado, para que fueran desalojadas las familias de El Cambray II, por estar ubicadas en una zona de “alto riesgo”.

La Fiscalía del Ministerio Público (MP) anunció el viernes pasado la captura del conocido político José Antonio Coro García, quien fungió de 2001 a 2015 como alcalde de Santa Catarina Pinula, incluidas tres reeleciones consecutivas.

El alcalde renunció en 2015 y se postuló a la Municipalidad de Guatemala, la más importante del país, pero fue derrotado por el alcalde Álvaro Arzú, expresidente (1996-2000) reelecto varias veces en la capital.

La fiscal del MP a cargo de la investigación, Tamara de León, dijo en rueda de prensa que el entonces alcalde Coro García recibió un informe técnico de la autoridad correspondiente.

La opinión técnica recomendaba la reubicación parcial o total de la comunidad de El Cambray II por encontrarse asentados en una zona de “alto riesgo”. El diagnóstico fue ratificado en marzo de 2015.

Agentes del MP y de la policía coordinaron la aprehensión de Coro García en cumplimiento de una orden de juez emitida por el delito de homicidio culposo.

El MP también solicitó a la Corte Suprema de Justicia un proceso de antejuicio (retiro de la inmunidad) contra el alcalde de Santa Catarina Pinula, Víctor Alvarizaes Monterroso, quien tomó posesión el viernes 15 de enero por el mismo delito.

El MP puntualizó que ambos son sindicados por su presunta negligencia. El actual alcalde, reelecto en el cargo, fue advertido del peligro de derrumbes meses antes del alud, y tampoco hizo nada por el traslado.

Mientras tanto el martes pasado, dos días antes de concluir su mandato, el dirigente saliente, Alejandro Maldonado Aguirre, hizo la segunda entrega de casas para las familias de damnificados del alud.

El gobierno consiguió un terreno, arrebatado al crimen organizado en un juicio de Extinción de Dominio, para la construcción de una urbanización y 181 casas para los sobrevivientes y familias de las víctimas.

Maldonado Aguirre, sin embargo, falló en su ofrecimiento de que las familias perjudicadas de El Cambray II pasaran la Navidad en las nuevas viviendas, y apenas pudo entregar unas cuantas casas, aunque sí concluyó los trabajos de la urbanización.

La urbanización fue erigida en un municipio próximo al sitio del desastre, San José Pinula, a cargo de brigadas de trabajadores y maquinaria del Ministerio de Infraestructura y Vivienda y del Cuerpo de Ingenieros del Ejército.

El presidente Maldonado Aguirre alcanzó a entregar unas 30 viviendas del proyecto habitacional, que bautizó como “Querida Familia”.

El mandatario electo Jimmy Morales, quien acompañó a Maldonado Aguirre en el acto de la segunda entrega de viviendas, se comprometió a continuar las obras en su nuevo gobierno hasta completar la entrega de las 181 casas y el total de servicios de la urbanización. (Notimex)