Corea del Sur y del Norte, se sientan a discutir agenda mutua.

La reunión entre militares tiene como objetivo mitigar impacto de ataque norcoreano a base del sur, y hundimiento de corbeta que dejaron como saldo 50 militares surcoreanos muertos.

El encuentro tiene como objetivo fijar la agenda, el lugar y la fecha de una reunión de Defensa de más alto nivel con el fin de tratar asuntos pendientes y rebajar la tensión entre Seúl y Pyongyang.

Los interlocutores que están reunidos son el coronel Moon Sang-gyun, en representación del Sur, y el coronel Ri Son-kwon, por parte del Norte, dos veteranos en este tipo de negociaciones.

La reunión se realiza en la zona fronteriza de Panmunjom, una región desmilitarizada que separa ambas Coreas.

Esta reunión preliminar podría ser la primera de una serie de encuentros para afinar los detalles de una reunión de más alto nivel que podría estar protagonizada por los ministros de Defensa de ambas Coreas, según informaron a Yonhap fuentes militares surcoreanas.

El Ministerio de Defensa surcoreano ha reiterado que la reunión de ministros no sería posible si Corea del Norte no se disculpa y se responsabiliza por el ataque con obuses a la isla surcoreana de Yeonpyeong, ocurrido en noviembre del 2010.

El gobierno surcoreano también pide que se disculpen por el hundimiento, en marzo de 2010, de la corbeta surcoreana ‘Cheonan’, en el que murieron 46 tripulantes.

Estos dos incidentes en la zona fronteriza del Mar Amarillo (Mar Occidental) han elevado al máximo la tensión entre las dos Coreas y han supuesto el deterioro de las relaciones entre Seúl y Pyongyang, así como de la ayuda humanitaria y de los proyectos conjuntos.

Hasta el momento Corea del Norte ha negado que torpedeara el navío de guerra surcoreano y argumenta que el ataque con artillería sobre Yeonpyeong, que causó cuatro muertos en las filas surcoreanas, fue su respuesta a las provocaciones de Corea del Sur, que realizaba maniobras navales.

Según fuentes castrenses surcoreanas, consultadas por Yonhap, la reunión preliminar podría finalizar en un punto medio en el que las dos partes confirmen sus posturas sin grandes concesiones.

Desde comienzos del 2011 Corea del Norte ha solicitado entablar varios diálogos para reducir la tensión con Corea del Sur y reactivar proyectos económicos conjuntos, así como la ayuda humanitaria, mientras que Seúl pide a Pyongyang que haga concesiones sobre su programa nuclear.