Casa Blanca desestima perdón para beneficiarios de la acción ejecutiva

08/12/2016. La casa Blanca desestimó hoy un posible perdón del presidente Barack Obama en favor de los 745 mil inmigrantes indocumentados beneficiados con su acción ejecutiva.

Esto con el fin de protegerlos de la amenaza de deportación que significaría su abrogación por el presidente electo Donald Trump.

“El presidente no puede usar su autoridad para otorgar clemencia para legalizar el status migratorio de cada persona, y esa es la razón por la cual perseguimos las acciones ejecutivas que buscamos”, dijo aquí el vocero presidencial, Josh Earnest.

Earnest dijo que la administración continuará alentando al Congreso a tomar acción en el frente migratorio, tendiente a una reforma que haga funcional el sistema migratorio, acusando que fue su inacción la que llevó a Obama a actuar por su cuenta.

“Nosotros vamos a continuar alentando al Congreso a tomar acción, y al final el tipo de acción ejecutiva que el presidente Obama persiguió fue por la inacción en el Congreso”, indicó el vocero en conferencia de prensa.

Un grupo de 64 legisladores demócratas ha pedido a Obama usar su autoridad ejecutiva para conceder un perdón a los 745 mil inmigrantes, la mayoría mexicanos, beneficiados con el Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA).

El pedido fue motivado por la amenaza de Trump, quien durante la campaña presidencial prometió dejar sin efecto la mayoría de las acciones migratorias adoptadas por Obama durante su presidencia, incluyendo el DACA.

Obama implementó el programa DACA en el 2012 tras el fracaso de las negociaciones en el Congreso para aprobar una reforma migratoria, y después de resistir llamados reiterados para actuar de manera unilateral en ese frente.

Los jóvenes beneficiados, conocidos como ‘soñadores’ a partir del acrónimo en inglés de la iniciativa de ley DREAM que se buscó empujar con este mismo propósito en el Congreso, fueron traídos al país por sus padres siendo niños o jóvenes.

En una entrevista con la revista TIME en ocasión de su nombramiento como la Persona del Año 2016, Trump expresó simpatía por los ‘soñadores’ y prometió hacer “algo” que hará “feliz y orgulloso” al público estadunidense.

“Ellos fueron traídos aquí a temprana edad, han trabajado aquí, han ido a la escuela aquí. Algunos son buenos estudiantes. Algunos tienen empleos maravillosos. Y están en la tierra de nunca jamás porque no saben lo que va a pasar”, abundó.

El senador demócrata Richard Durbin y el republicano Lindsey Graham trabaja ya una iniciativa de ley para evitar la deportación de estos jóvenes, mientras se buscan avenidas para retomar el debate hacia una amplia reforma migratoria.

“El presidente cree que somos una nación de leyes y que las leyes se deben hacer cumplir, pero también somos una nación de inmigrantes y nuestras políticas deberían reflejarlo igualmente”, indicó Earnest. Notimex