Azafata Ximena Suárez cuenta cómo fue el momento previo al accidente en Colombia

30/11/2016. Dos de los sobrevivientes de la catástrofe aérea que dejó la noche del lunes 71 muertos y 6 heridos en el noroeste de Colombia, la mayoría de ellos pertenecientes al club de fútbol brasileño Chapecoense, dieron hoy sus primeras declaraciones.

Las luces se apagaron y no recuerdo más hasta ahora”, dijo la azafata de la aerolínea boliviana Lamia, Ximena Suárez, a la secretaria de Gobierno del departamento de Antioquia, Victoria Eugenia Ramírez, al ser rescatada en el cerro El Gordo, ubicado en el municipio de La Unión, donde ocurrió el incidente.

Según agregó el gobernador del departamento, Luis Pérez, Suárez reveló que las fallas comenzaron casi un minuto antes de que el avión tocara tierra.

Lo poco que ella habló fue que se empezaron a apagar las luces paulatinamente y que a los 40 a 50 segundos sintió el estallido. Hasta ahí se acuerda”, indicó.

El aparato, un Avro Regional RJ85 que llevaba 77 personas a bordo, “se declaró en emergencia por fallas eléctricas” cuando se aproximaba al Aeropuerto Internacional José María Córdova de Medellín.

El técnico de aviación boliviano Erwin Tumiri, expresó a periodistas:

Sobreviví porque seguí los protocolos de seguridad. Ante la situación, muchos se levantaron de sus asientos y comenzaron a gritar. Puse las maletas entre mis piernas para formar la posición fetal que se recomienda en los accidentes”.

Además de Suárez y Tumiri también sobrevivieron al siniestro los futbolistas Alan Ruschel, Jackson Follman, y Helio Neto, y el periodista Rafael Valmorbida Henzel, quienes fueron ingresados en distintos hospitales cercanos a Medellín.

El Chapecoense tenía programado enfrentar mañana en Medellín al Atlético Nacional en el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana.