Autoridades de Michigan en crisis por contaminación de agua con plomo

Washington, 3 Feb.- Legisladores demócratas y republicanos criticaron hoy al gobierno de Michigan y a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) por el manejo de la crisis que provocó la contaminación de agua potable con plomo que abasteció a una comunidad en ese estado.

Una audiencia celebrada en un panel de la Cámara de Representantes ofreció al final pocas respuestas sobre los eventos que resultaron en una crisis de salud que tendrá consecuencias de por vida para algunos de los 100 mil habitantes de la ciudad de Flint.

La ausencia del gobernador republicano Rick Snyder fue notoria, quien reconoció la responsabilidad de su gobierno en la crisis iniciada en el 2014, cuando la ciudad de Flint, bajo administración estatal, cambio su fuente de abastecimiento de agua -que provenía de Detroit-, para obtenerla del río Flint.

El congresista demócrata Elijah Cummings dijo que dado que Synder seleccionó al funcionario que se hizo cargo de administrar la ciudad, este debería explicar sus razones detrás de ésta y otras decisiones tomadas por su gobierno en los meses posteriores.

“El problema que tenemos hoy, es que nos tenemos al testigo más importante de todos, el gobernador del estado de Michigan”, dijo el legislador por Baltimore, quien caracterizo a Snyder como el motor detrás de la decisión estatal para asumir el control de Flint.

También estuvo ausente el administrador estatal nombrado por Snyder, Darnell Early, cuyos abogados argumentaron que su cliente no viajó a la capital para participar en la audiencia por no recibir a tiempo el citatorio.

El congresista republicano Jason Chaffetz, presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes cuestionó el argumento al señalar que la razón de su ausencia fue que el abogado de Early rehusó aceptar el citatorio.

Aunque muchos cuestionamientos fueron dirigidos al único funcionario estatal, Keith Creagh, director del Departamento de Calidad del Medio Ambiente, los legisladores criticaron la actuación de la EPA.

Joel Beauvais, director asistente interino de la Oficina de Agua de la EPA dijo que las autoridades de Michigan violaron reglas federales por no agregar agentes anti-corrosivos en al agua destinada al consumo de Flint, dando lugar a la contaminación con plomo.

Empero, Marc Edwards, un profesor del Tecnológico de Virginia que descubrió la contaminación en 2014, acusó a la EPA de encubrimiento por no haber informado a tiempo a los residentes de Flint de la situación, al igual que lo hicieron funcionarios estatales.

“Si esto no (es una conducta) criminal, entonces no se que pueda serlo”, fijo a los legisladores Edwards, uno de los testigos llamados a comparecer ante este panel legislativo.

Investigadores encontraron niveles elevados de plomo en el suministro de agua de Flint y reportaron que análisis de sangre de sus residentes revelaron que la contaminación por plomo casi se había duplicado y triplicado en los niños menores de cinco años.

En enero Snyder declaró finalmente el estado de emergencia para el condado de Genesee, que abarca toda la zona urbana de Flint, y el Departamento de Justicia inició una investigación sobre el manejo de la crisis por funcionarios estatales y locales. (Notimex)