Un tiburón de aspecto extraño resurgió ante la cámara después de una extraordinaria aventura transatlántica

0
33
basking shark, Cetorhinus maximus, the 2nd largest fish in the sea, feeding by straining plankton through gill rakers, off Land's End, Cornwall, United Kingdom ( North Atlantic Ocean )

Casi tres años después de que un tiburón peregrino hembra fuera marcado con un transmisor satelital en Malin Head, el punto más al norte de Irlanda, fue fotografiado en Nauset Beach, Massachusetts.

El evento marca la segunda observación registrada del movimiento transatlántico de la especie, según un estudio de Queen’s University Belfast y Western University en Ontario, publicado en el Journal of Fish Biology en octubre.

Aparentemente, esto puede no parecer un evento notable, pero la cantidad de eventos poco probables que se alinearon perfectamente para hacer posible la identificación de este tiburón haría que incluso el más escéptico se preguntara si fue una intercesión del destino.

Y aún más fortuito es el hecho de que esta observación proporciona una ventana al movimiento de uno de los peces de aspecto más extraño del océano, que tiene una estructura enorme y estriada en su boca donde uno podría esperar que haya carne suave.

Una historia de tres años
La serie de eventos afortunados comenzó en agosto de 2014, cuando el tiburón fue etiquetado con un transmisor satelital justo al lado de Malin Head, un punto importante de tiburones peregrinos en el Atlántico nororiental. Después de unos meses, el dispositivo dejó de transmitir datos.

“Eso no es inusual”, dijo Jonathan Houghton, uno de los principales investigadores del estudio en la Queen’s University Belfast. “Si pones productos electrónicos en el mar, algunas cosas simplemente fallan después de un tiempo”.

¿Qué hay en su boca?

Probablemente no solo Houghton y Mensink voltearon dos veces al ver la foto. La mayoría de las personas que se toparon con él probablemente sintieron la tentación de mirar. Para el ojo inexperto, el interior de la boca del tiburón peregrino parece contener una caja torácica.

Eso, por supuesto, no es lo que es, ya que los tiburones son peces cartilaginosos que carecen de huesos, explicó Houghton. En realidad, es un cartílago resistente y estructurado que solo es visible cuando la boca del tiburón está abierta.

La estructura puede no ser una caja torácica, pero sirve para algunos de los mismos propósitos. “Cuando el tiburón abre la boca, es como abrir la chaqueta en un día ventoso. Se infla y el cartílago le da cierta estructura para que su piel no se agite”, dijo Houghton.

También tiene el propósito menos práctico de hacer que el tiburón peregrino sea uno de los peces más extraños del océano.